Otra manera de utilizar la genética

A la cabeza de un rebaño de 400 vacas charolais y de una empresa de obras públicas en Saint-Etienne de Vicq (03), Pascal GIRAUD es un hombre ocupadísimo para quien el tiempo es sagrado. A este título, la manera en la que administra su ganadería está en adecuación con las exigencias de su horario: rápida y eficaz. El ganadero eligió así utilizar unicamente un toro para inseminar la totalidad de sus novillas y de recurrir a una técnica de reproducción que responde perfectamente a sus exigencias: la sincronización de celos. Este éxito es también el fruto de la relación de confianza que mantiene con Coopel, su cooperativa de I.A.

 

Instalado desde el 1993, Pascal GIRAUD dirige el GAEC des Landes con 2 socios y sus 3 asalariados. Acaparado por la actividad creciente de su Pascal GIRAUD empresa de obras públicas, el ganadero no olvida por eso las 400 hembras charolais que constituyen su rebaño.

Adepto a la I.A. sobre sus 70 novillas, Pascal GIRAUD procura ante todo producir vacas de tipo « cría ». Sus objetivos de selección se vuelven entonces naturalmente hacia el desarrollo esquelético, la aptitud al parto y la facilidad de nacimiento. « De manera general, busco buenas grupas » precisa el ganadero. CASOAR, HABIT, JEZABEL, OSTANI, PRESLEY et hoy VOIMO son, entre tantos otros, los toros más utilizados en la ganadería. « es ciertamente el mejor toro sobre novillas que hemos usado » reconoce. Al notar que sobre los 50 partos anuales consecutivos a la I.A., más de la mitad se hace « sin ayuda ».

 

 

A nivel reproductivo, el sistema es el siguiente. A cada principio de temporada, el ganadero y Serge PERRET, el inseminador habitual de la ganadería desde hace muchos años, deciden del único toro que van a utilizar sobre el lote de novillas del año. « Es como una pequeña estación de Agonges aquí » resume Vincent COLAS, técnico Charolais del programa de selección Charolais Optimal.

¿Por qué un solo toro?

« Utilizar un solo toro permite medir mejor su impacto genético sobre las novillas. Si un toro responde bien o no a nuestros objetivos, lo vemos rápido y si no es totalmente satisfactorio, cambiamos al año siguiente » argumentan ambos, el ganadero y el inseminador. Al contrario, es completamente posible que el mismo toro sea utilizado varios años seguidos. Es el caso de VOIMO que va a ser solicitado por el 3er año consecutivo. « Como máximo, un toro no debe pesar más del 10 % de los orígenes ni ser utilizado más de 3 años para evitar los riesgos de consanguinidad » concede Serge PERRET.

Para reagrupar las inseminaciones y los partos, el ganadero y el inseminador practican la sincronización de celos. Esto responde, particularmente, a una problemática de organización de la inseminación. « Cuando se tiene un lote completo de novillas para inseminar, la sincronización es evidentemente más práctica para mí » insiste el inseminador que planifica su intervención para inseminar las novillas en una sola vez. « La sincronización permite facilitar el trabajo de todo el mundo» subraya el ganadero. » souligne l’éleveur. Las instalaciones del GAEC des LandesReagrupando las inseminaciones, los partos también se encuentran concentrados en un lapso de tiempo mucho más reducido y relativamente corto, lo que permite al ganadero organizar su tiempo en consecuencia. « Con relación a la gestión del tiempo de trabajo, el modo de conducta genética es coherente » admite Vincent COLAS. Trabajando asi, Pascal Giraud logra un 65 % de novillas preñadas a la primera I.A. Con respecto a las vueltas en celo, « unicamente las novillas que manifiesten celos fuertes tienen derecho a una 2a I.A. y siempre con el mismo toro » explica Pascal GIRAUD.